En 2005, la Legislatura de Texas junto con el Gobernador Perry convirtió el HB7 en ley. El HB7 creó redes de atención de salud para los trabajadores lesionados en el sistema de Compensación para Trabajadores de Texas. Estas redes limitan la capacidad del trabajador lesionado a elegir su propio médico tratante. La revisión inicial de las redes encontró que las mismas incrementaron los costos médicos y disminuyeron tanto los resultados de los tratamientos como la satisfacción de los pacientes. Los resultados del reporte sobre la Compensación para trabajadores de Texas 2013 han sido publicados por la División de Compensación para Trabajadores de Texas. No ha cambiado mucho desde el año 2005. A pesar de que algunas redes están tratando de ofrecer una atención rápida y calificada, la mayoría provee un cuidado más costoso y con peores resultados. Como nación hay mucha oposición a la creación de un sistema médico controlado a nivel nacional. Sin embargo, el gran estado de Texas está creando el mismo tipo de sistema controlado para sus trabajadores lesionados. ¿Cómo podemos creer que no funcionará a nivel nacional funcionar en el ámbito nacional, pero se lo imponemos a nuestros trabajadores lesionados? Lo han hecho, incluso luego de ver que no funciona para nuestro estado. ¿Por qué nos negamos a dar a los trabajadores de Texas su derecho a elegir su propio médico? Daniel L Morris. Bufete de Abogados Morris (214)357-1782 o info@themorrisfirm.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s