Antecedentes: En el 2005, la Legislatura de Texas aprobó Proyecto de Ley 79 (HB) 7 el cual autorizó el uso de las redes de atención médica de compensación para trabajadores, certificadas por el Departamento de Seguros de Texas (TDI). El TDI, ha emitido recientemente informes donde se comparan los reclamos en aquellos casos donde hay redes con los casos donde las redes no existen. Hallazgos: Cuando se observan los gastos médicos generales durante los primeros seis meses de un reclamo se ve que, los reclamos donde no hay red promedian $ 2,217.00 y los reclamos donde existe una red promedian entre $ 2,221.00 y $ 3,530.00, dependiendo de la red. El informe no parece incluir los gastos administrativos adicionales, ocasionados por el funcionamiento de las redes. Sólo una red, fue capaz de tener un promedio más bajo de pérdida de tiempo laboral (Alliance con 14 semanas). Los demandantes sin red han perdido un promedio de 19 semanas laborales. Mientras que los demandantes de las otras redes promedian entre 19 31 semanas de tiempo laboral perdido. No es sorprendente que los trabajadores lesionados tuvieran una mayor satisfacción con su médico tratante, con una satisfacción del 48%, cuando la atención se brindaba por fuera de una red. Mientras que los trabajadores lesionados tratados dentro de las redes demostraron una satisfacción, con su médico tratante, del 46% al 36% de las veces. También, los proveedores fuera de una red, consiguieron llevar a sus pacientes a un nivel funcionamiento físico superior a cualquiera alcanzado por las redes. Conclusión: Las redes han quitado a los trabajadores lesionados la capacidad de controlar su propio tratamiento. Lo conveniente proviene de proporcionar a las compañías de seguros más control sobre el tratamiento médico: Los costos son más altos; la satisfacción es menor; la función física es menor; y que no están haciendo que el trabajador regrese a su puesto de trabajo en un tiempo menor. Cuanta más libertad quitamos a nuestros ciudadanos, más perdemos. No sólo limitamos la capacidad de competir de aquellos profesionales capacitados; sino que abrimos la puerta a que se realicen acuerdo secretos, que perjudiquen no sólo al trabajador lesionado, sino también a los empleadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s